🍅Tus nietos no probarán los tomates

  
0:00
-13:00

Lunes 22 de febrero de 2021 | Así viene la semana

En menos de 100 años habremos acabado con los cultivos del planeta.

¡Buenos días, buenas tardes, o buenas noches, Náufrago!

Esta publicación está también disponible en iTunesIvoox Spotify.

Antes de empezar quiero contarte que YA ESTÁ DISPONIBLE la versión premium de Náufragos. Hazte oyente premium y recibirás, en exclusiva a partir del mes de marzo, dos episodios y dos newsletter extra directamente en tu buzón de correo:

  • Los lunes, con las claves de la actualidad para entender la semana.

  • Los jueves, con el análisis del tema más destacado de los últimos siete días.

¡Aprovecha la oferta de lanzamiento!

Suscríbete ahorrando un 15%

Sigue y escucha la [actualidad sostenible]

Haz tus compras en Amazon y apoya el proyecto Náufrago; puedes hacerlo también en  Patreon.

Y si solo quieres estar suscrito a #NáufragosFREE4All ayúdame compartiendo el contenido para llegar cada vez a más gente.

Comparte esta newsletter

¡Al lío! Así viene la semana.

Rehaciendo el Globo, Náufrago:

"Los países africanos comienzan a darse cuenta de que el endeudamiento que tienen con China empieza a darles problemas", Jean-Yves Le Drian, ministro francés de Exteriores.

En España viajaremos muy pronto en AEROTAXIS de hidrógeno.

El hidrógeno se convierte en la apuesta de las eléctricas: Iberdrola, Endesa y Naturgy movilizarán inversiones de 53.000 millones de euros. Lo harán para promover cerca de 400 proyectos relacionados con esta energía y que están ligados a los fondos europeos Next Generation que debe aprobar el Gobierno

El hidrógeno y la movilidad sostenible son las grandes apuestas de estas inversiones, que persiguen tres objetivos: la transición energética, la descarbonización y la digitalización. En ellas participan también otras empresas, especialmente pymes.

El pasado diciembre, el Gobierno lanzó una convocatoria de manifestaciones de interés para identificar iniciativas en el programa de competitividad y sostenibilidad industrial para contribuir a la transición verde y digital. Son casi 400 las propuestas aprobadas y en todas ellas el hidrógeno cobra una importancia absoluta.

Uno de esos proyectos es el de Repsol, que en su nueva apuesta por la electricidad, también quiere participar en proyectos de economía circular y producción de combustibles más beneficiosos para el medio ambiente.

La empresa ha anunciado la producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas del mundo a partir de hidrógeno renovable; la construcción de una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos que se empleará para sustituir parte del consumo de combustibles tradicionales en la refinería vasca de Petronor y construirá en Cartagena la primera planta de producción de biocombustibles avanzados de España.

Si lo viera mi abuelo…

Y aún hay más porque Ferrovial, que ha presentado una veintena de proyectos, apuesta como valor diferencial, además de ayudas para rehabilitación de viviendas y espacios urbanos, descarbonización de la industria cementera, biotecnología, por la electrificación del parque móvil y los denominados vertipuertos para desarrollar en 20 aeropuertos servicios de aerotaxis.

El futuro está aquí, Náufrago.

La nueva Italia de Draghi pone a la emergencia climática en el centro

El nuevo primer ministro italiano, Mario Draghi, ha creado un “superministerio” de Transición Ecológica para impulsar una recuperación verde post-covid y aprovechar los fondos de la Unión Europea:

"El nuestro será un Gobierno ecológico”, Mario Draghi.

Italia se mete de lleno en la transición ecológica tras la renovación completa de su gobierno. El que fuera director del Banco Central Europeo (si aún usas billetes algunos llevarán su firma) pretende darle un plan de estímulo “verde” al país. Uno de los pocos europeos que aún no lo tienen.

Redactarán de forma urgente un plan de recuperación para Italia, del cual un 37% debe dedicarse a la transición hacia una economía baja en carbono. Y deben darse prisa… si quieren optar a los más de 200.000 millones de euros en fondos que la Unión Europea puede proporcionar para reactivar la economía golpeada por la recesión.

Roberto Cingolani, físico de formaicón y actual director de tecnología e innovación de la compañía de defensa y ámbito aeroespacial Leonardo, ha sido el escogido para ocupar esta cartera ministerial en el gobierno Draghi.

Tengamos también en cuenta, Náufrago, que Italia será coanfitrión de los eventos de la Cumbre del Clima (COP26) que se celebrará en Gran Bretaña a finales de este año.

En menos de 100 años nos quedaremos sin tierras que cultivar

Un grupo de científicos ha evaluado el estado de más de 250 suelos diferentes de 38 países alrededor del mundo para comprobar cuál era la velocidad real a la que el suelo de nuestros cultivos se está perdiendo.

Sus conclusiones, de continuar como hasta ahora, son bastante preocupantes:

  • La superficie del 16% de los suelos cultivados de la Tierra quedaría inservible en los próximos 100 años.

  • El mundo entero se vería afectado incluyendo países con un PBI alto como China, Estados Unidos, Australia o España.

Todas las especies que habitan la tierra dependemos de la capa superficial del suelo y el problema llega cuando la sometemos a una erosión tal como la de los últimos cien años. Al adelgazar, toda la materia orgánica que está presente desaparece de manera paulatina acabando, además, con las posibilidades de regeneración.

Es imprescindible un cambio en la forma de vida y en los modelos productivos. El jueves en el contenido para suscriptores te contaré cómo está afectando esta situación a la India y porqué Rihanna está metida de lleno en el conflicto.

Según la FAO, el 40% de la superficie de la tierra libre de hielo se utiliza en agricultura o ganadería. El 60% restante consiste en tierra árida o zonas de praderas, bosques y selvas. Ese 16% que pudiera parecer poco no es nada desdeñable.

Cada vez seremos más gente poblando la tierra y cada vez habrá menos tierra con la que alimentarnos. La posibilidad de una hambruna a corto-medio plazo es real si no hacemos algo por cambiar nuestro estilo de vida.

Desde la investigación se insiste en que con medidas para reducir la erosión la previsión bajaría del 16% al 7%. Es más, en este escenario un 21% de los suelos aumentaría su espesor. ¿Cómo podemos hacerlo? Está en nuestra mano.

Nace la solución definitiva para acabar con los microplásticos

Es una de las grandes lacras de nuestro planeta. Se han llegado a encontrar microplásticos en la lluvia, los núcleos de hielo del Ártico, dentro del pescado que comemos... te conté en el primer episodio de Náufragos cómo había empresas que se dedicaban a limpiar nuestros mares y hoy te cuento el hallazgo de Fionn Ferreria, un inventor irlandés de 20 años.

El chaval (¿qué habías descubierto tú con 20 años?) ha encontrado una manera de eliminar con éxito el 88% de los microplásticos de las muestras de agua. Te explico cómo lo ha hecho: una forma de eliminar los microplásticos del agua es “animarlos” a que se agrupen en compuestos que se puedan filtrar o magnetizar.

Ferreria creó un ferrofluido casero, una mezcla magnética de aceite y óxido en polvo, y lo utilizó con éxito para su imán de microplásticos.

Está pensando ahora en usar el dispositivo para hacer un filtro autolimpiante para motores oceánicos: “Podría integrarse en las tomas y salidas de agua ya existentes de los barcos que se utilizan para enfriar los motores, de modo que, a medida que absorben el agua y conducen por los océanos, podrían estar limpiando el agua que pasa esos motores”.

Los titulares de la semana:

¡ E - X - I - T - O !

Esta publicación está también disponible en iTunesIvoox Spotify.

YA ESTÁ DISPONIBLE la versión premium de Náufragos. ¡Aprovecha la oferta de lanzamiento!

Suscríbete ahorrando un 15%

Sigue y escucha la [actualidad sostenible]

Haz tus compras en Amazon y apoya el proyecto Náufrago; puedes hacerlo también en  Patreon.

Y si solo quieres estar suscrito a #NáufragosFREE4All ayúdame compartiendo el contenido para llegar cada vez a más gente.

Comparte esta newsletter