🥶Lo que Filomena nos ha enseñado

  
0:00
-18:58

Lunes 25 de enero de 2021 | Weekly Report 02

¡Buenos días, buenas tardes o buenas noches, Náufrago!

Ahora puedes escuchar el episodio directamente desde este email pulsando en el reproductor que ves más arriba. También puedes seguir haciéndolo en tu aplicación favorita pulsando el botón “listen in podcast app” que está debajo del reproductor).

Y si no estás suscrito…

Dicho esto… ¡Al lío!

Naufrago,

Las declaraciones de Javier Lambán, presidente de Aragón["A la vista de las imágenes que nos deja la #TormentaFilomena, no parece que el cambio climático vaya a suponer necesariamente la desaparición de la nieve”] y que probablemente coincide con lo que piensan muchos ciudadanos, me hacen pensar que no estamos haciendo bien las cosas.

Podríamos llegar a preguntarnos que si el cambio climático supone un aumento de las temperaturas en el planeta Â¿cómo es posible que se generen problemas de frío intenso? Podríamos preguntárnoslo tú o yo. Personas, individuos, que en casa podemos hablar casi de cualquier cosa, pero no un representante público. Este debate se lo dejo a otros podcasts.

Estamos ante un claro problema de concepto. Empecemos a modificar el pensamiento de “cambio climático” e incluyamos en nuestras conversaciones la expresión “emergencia climática”. Responde mucho mejor a la situación que atraviesa el planeta. Una situación, Náufrago, que queda demostrada, aunque parezca sorprendente, con un acontecimiento histórico como el de Filomena.

Hay muchos otros fenómenos de este tipo en todo el mundo: huracanes, tifones… todos tienen que ver con la situación de emergencia climática que atraviesa la Tierra. Una situación de extremos. Cada vez hay menos lugar para los grises.

Y es que son los fenómenos extremos, tanto las agobiantes noches de calor que vivimos en verano como las nevadas increíbles, las que confirman una modificación considerable en los niveles de temperatura de la Tierra. La emergencia climática supone que todos los fenómenos atmosféricos se extremen hasta el punto de convertirse en únicos.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos ha seleccionado las más relevantes de 2020.

Es más sencillo comprenderlo a través de los extremos de calor y por eso se habla con mayor recurrencia de “calentamiento global”. Porque si vamos a las cifras, el calor sigue ganando al frío.

Un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) revela que enlos últimos diez años el 95% de los récords de temperatura registrados en España son cálidos y únicamente el 5% son fríos. Algo que confirma el programa de observación climática Copérnico: 2020 fue el año más cálido en Europa desde que existen registros y a nivel mundial empata con 2016 como el más cálido de la historia.

Del mismo modo que la ola de calor en Siberia de enero a junio de 2020 habría sido “imposible sin el cambio climático”tal y como concluye un análisis de científicos.

La explicación para el gran público ha venido siempre por el lado del calor, quizás para una mayor y rápida comprensión, pero ha generado confusión.

Lo de Filomena

¿Y cómo ha tenido lugar un fenómeno como Filomena dentro de este contexto de emergencia climática?Científicos de la Universidad de Bristol han aludido a un calentamiento repentino de la estratosfera, capaz de desencadenar considerables bajadas de temperaturas y tormentas de nieve en latitudes más bajas de las habituales.

Hay consenso científico en que el aumento de los fenómenos extremos de invierno en el hemisferio norte a partir de la década de los 90 está relacionado con un calentamiento del Ártico superior al promedio mundial.

“El tiempo excepcionalmente frío que generan estas roturas del vórtice polar son un recordatorio de lo rápido que puede cambiar el tiempo. Incluso con el cambio climático que está calentando nuestro planeta, estos eventos seguirán ocurriendo, lo que significa que tendremos que adaptarnos a un rango incluso más extremo de temperaturas”, Dann Mitchell, coautor del estudio.

Esa es la clave:“E-X-T-R-E-M-O”. No se trata de que pasaremos más calor en verano. Se trata de que Filomena y las que vendrán después lo harán como fenómenos extremos. Eso que dicen las abuelas de que ya no hay más que dos estaciones y que el otoño y la primavera cada vez están menos presentes.

Y si te preguntas cómo podemos acabar con los fenómenos extremos, la respuesta es muy sencilla: reduciendo al máximo las emisiones y convirtiendo al mundo en un lugar neutro. Es decir,debemos conseguir emisiones de dióxido de carbono netas iguales a cero equilibrando la cantidad de dióxido de carbono liberado a la atmósfera con una cantidad equivalente retirada de la atmósfera o fijada por la flora del mundo.

Utilizando más el transporte público y reduciendo el uso del coche en las ciudades, mejorando la eficiencia de los edificios, cambiando el modo en que viajábamos antes de la pandemia, apostando por la economía circular… en definitiva, adoptando un modo de vida más sostenible y que genere una menor huella de carbono.

¿Qué estás haciendo tú para solucionar este problema?

Esta noticia y toda la actualidad sostenible en Náufragos, tu daily podcast.

¡Suscríbete al cambio!

Sigue la [actualidad sostenible].

Apoya el proyecto Náufrago en Patreon.